Capilla Brancacci

Un poco de historia de la Capilla Brancacci

Nacida como un homenaje a la Virgen del Carmelo, la Iglesia de Santa María fue construida en 1268 como parte del convento de monjas Carmelitas y ampliada en los siglos siguientes. En la segunda mitad del siglo XVIII, la iglesia fue casi totalmente destruida por el fuego, pero que afortunadamente no afectó a la Capilla Brancacci.

Los Brancacci era una antigua familia florentina, y a finales del siglo XIV compraron una capilla familiar en la iglesia de Santa María del Carmine. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XV que se comenzó con la decoración de la capilla, este trabajo fue encargado al taller de Masolino, al que pertenecía el famoso pintor renacentista Masaccio. Ambos se repartieron las tareas y comenzaron a pintar el fresco de la capilla con el tema de las Historias de San Pedro.

El trabajo, sin embargo, tuvo que ser interrumpido por el exilio de la familia Brancacci, que se había convertido en enemiga de Cosimo de Medici. El exilio duró hasta 1480. Después de que el nombre de la familia Brancacci fuera rehabilitado, la familia regresó en posesión de sus propiedades, incluyendo la capilla. Las obras de la capilla continuaron y fueron confiadas a Filippino Lippi, otro gran pintor del Renacimiento y alumno del famoso Sandro Botticelli.

Durante el siglo XVI, la familia Brancacci decayó, pero nadie quiso hacerse cargo de la capilla. Después de algunas restauraciones y modificaciones, se produjo un incendio de 1771, que causó graves daños a toda la estructura. La capilla fue restaurada de nuevo junto con la Iglesia y sólo en 1780, con la renuncia de la familia Brancacci (que había huido a Francia con el nuevo nombre de De Brancas), fue adquirida por los Riccardi, otra familia florentina muy antigua de origen alemán.

¿Qué es la Capilla Brancacci hoy en día?

La Capilla es un museo "en miniatura" que contiene algunas de las obras corales más importantes del Renacimiento florentino en un pequeño espacio. Se puede acceder a ella a través de una entrada a la derecha de la entrada central de la iglesia. Desde aquí se puede entrar en el edificio, bajar por la nave única y luego detenerse a la derecha del transepto, donde se encuentra la Capilla en todo su esplendor. En el lado opuesto, también se puede admirar la Capilla Corsini. Desde la misma entrada a la derecha está el convento de las Carmelitas.

Curiosidades sobre la Capilla Brancacci

El incendio de 1771 también dañó parcialmente la Capilla Brancacci, pero la extensión de los daños no fue inmediatamente evidente. Sólo más tarde se descubrió que el calor del fuego había saturado los colores de los frescos, haciéndolos opacos y oscuros. De hecho, durante la primera restauración de la Capilla, se pensó que estos eran los colores reales utilizados por los tres pintores. La elección de los colores por parte de Masaccio fue por lo tanto criticada, a pesar de que el talento del artista siguió siendo apreciado, mientras que la obras de Masolino y Filippino Lippi fueron consideradas mediocres. Sin embargo, en 1932 el historiador de arte Ugo Procacci encontró parte de un fresco escondido bajo dos losas de mármol del altar, en la que se podía apreciar colores brillantes y vivos. A partir de este descubrimiento, quedó claro que probablemente también los otros frescos tenían que tener el mismo color originalmente y por lo tanto se inició un profundo trabajo de restauración que sacó a la luz los verdaderos colores de la Capilla.

¿Sabía que algunas pinturas de la Capilla han sido censuradas?

Durante el gobierno de Cosme III de Médicis (1670-1723), famoso por ser un católico muy conservador, ordenó que las figuras de Adán y Eva representadas durante la expulsión del Edén fueran cubiertas con hiedra pintada en las partes que representaban los genitales. Sin embargo, ésta cubierta fue retirada durante la restauración en 1990, lo que devolvió al cuadro su desnudez original.

¿Por qué visitar la Capilla Brancacci?

La Capilla Brancacci es una oportunidad ineludible para observar una pieza de la historia de la pintura renacentista florentina en un solo momento. Los estilos de Masolino, Masaccio y Filippino Lippi se alternan, creando una línea de tiempo artística que muestra el desarrollo de la pintura a lo largo de casi un siglo. Única en su género, la Capilla se abre como una pequeña joya escondida en una iglesia con un exterior sencillo y rústico, situada en lo más profundo del Oltrarno, lejos del esplendor y la elegancia del centro de la ciudad y quizás aún más preciosa por este motivo.

¿Cómo puedo visitar la Capilla Brancacci?

La reserva de la Capilla Brancacci es obligatoria, y la entrada es prioritaria, se puede visitar el viernes comprando la entrada en combinación con la Audioguía de la ciudad de Florencia. En alternativa, se puede visitar el sábado, domingo y lunes comprando una entrada combinada que incluye la Capilla Brancacci y la Iglesia de Santa María del Carmine con un aumento del precio base. Además, con la segunda opción, la entrada se combina con la Audioguía de Florencia, que te permitirá absorber todo el esplendor del Renacimiento.

Otras atracciones en la zona

Si quieres ver los otros lugares religiosos importantes de la ciudad de Florencia, no puedes dejar de visitar el hermoso Complejo del Duomo y especialmente la famosa Cúpula de Brunelleschi. Además, puedes visitar la Iglesia de Santa Maria Novella con su antigua Farmacia, o la Basílica de Santa Croce, un verdadero panteón florentino.

Si el arte y la arquitectura civil son cosas que te interesan, no puedes perderte las visitas al Palacio Vecchio, Palacio Pitti, la Galería de los Uffizi y la Galería de la Accademia, que alberga el famoso David de Miguel Ángel.

Si, por el contrario, deseas ver nuevos paisajes, puedes salir de la ciudad y llegar a la cercana ciudad de Pisa, conocida en todo el mundo por su característica Torre Inclinada. O puedes elegir una ciudad más medieval como San Gimignano, cuyas altas torres dan la bienvenida a los visitantes hoy en día como lo hacían hace muchos siglos atrás.

Los clientes que han reservado este museo, han reservado también:

Información de Interés

Horario

Abierto viernes, sábado y lunes de 10:00 a 17:00 y domingo de 13:00 a 17:00.

Cerrado martes, miércoles y jueves, 1 de enero, Pascua, 1 de mayo, 15 de agosto, 25 de diciembre.

Dirección y Mapa

Piazza del Carmine 14, Firenze

capilla brancacci mapa

Ver mapa

Llegar fácilmente a los museos, con nuestro servicio de traslado!
SERVICIO DE TRASLADO
SERVICIO DE TRASLADO
Reserva Ahora